Cómo EE.UU. dejó caer por accidente una bomba atómica sobre uno de...

Cómo EE.UU. dejó caer por accidente una bomba atómica sobre uno de sus pueblos

229
0
SHARE

Carolina del Sur, EE.UU.-Este 11 de marzo se cumplieron 60 años desde el incidente ocurrido en la localidad estadounidense Mars Bluff, en Carolina del Sur, cuando un avión de la Fuerza Aérea de EE.UU. dejó caer por accidente una bomba atómica en una zona residencial. El suceso dejó varios heridos, dañó algunos edificios y causó que la Fuerza Aérea fuera demandada por la familia de las víctimas, además de protagonizar noticias a nivel nacional e internacional.

El 11 de marzo de 1958, un bombardero Boeing B-47 Stratojet volaba desde un aeródromo militar ubicado en Savannah (estado de Georgia) hasta el Reino Unido y después, al norte de África. La aeronave portaba varias armas nucleares en caso de que estallara una guerra con la Unión Soviética, incluida la bomba atómica Mark 6.

Lo que ocurrió fue que el capitán Earl Koehler avistó una luz de aviso en la cabina que apuntaba a problemas con el pasador de bloqueo del arnés que sostenía la bomba. Cuando el copiloto Bruce Kulka bajó al depósito para enmendar la situación, tiró por error el pasador de desbloqueo de emergencia.

La bomba Mark 6 cayó al suelo del bombardero y las puertas del depósito se abrieron por el peso, tras lo cual el dispositivo cayó a tierra desde una altura de 4.600 metros, directamente hacia un barrio residencial de Mars Bluff.

Afortunadamente, la bomba no llevaba el núcleo fisionable nuclear –que estaba almacenado en el avión separadamente de Mark 6- lo que salvó a la población de una catástrofe mayor. Sin embargo, sí que contenía la carga explosiva convencional que explotó luego de que el dispositivo cayera cerca de la vivienda propiedad de la familia Gregg.

La explosión destruyó una casa de juegos infantil, hirió a seis miembros de la familia, incluidos niños, y dañó varios edificios cercanos. Además, dejó un cráter de 21 de metros de ancho y 11 metros de profundidad, que aún permanece visible a día de hoy.

La familia afectada demandó a la Fuerza Aérea de EE.UU. tras el incidente, recibiendo una indemnización equivalente a 458.000 dólares en la actualidad. La Fuerza Aérea, por su parte, decidió cambiar la configuración de las bombas para evitar este tipo de situaciones en el futuro.

 

 

 

Por Actualidad RT

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta